Se dice que de Cocula (Jalisco) es el Mariachi y de Tecalitlán los sones. Nadie sabe el origen de la palabra Mariachi, hay tantas teorías que ya no se sabe cual es la verdadera. Pero lo que sí es real es que escuchar las notas que toca un mariachi al menos a mi me «enchina la piel». En esta edición del Encuentro Internacional del mariachi y la charrería, los organizadores planearon romper un récord mundial de el baile folclórico mexicano más grande del mundo (que ya tenía Jalisco en el año 2011 con 457 participantes)

La idea original era tener a más de 500 personas bailando con todo y sus trajes típicos por lo menos 5 minutos en el mismo lugar. En cuanto salió la convocatoria decenas de grupos se interesaron y levantaron la mano para poder participar. Por lo que desde hace meses se juntaban a ensayar durante horas.

Ya en el evento.

La mezcla de canciones que tocaron fue: El son de la negra, Guadalajara, las Alazanas, Jalisco no te rajes y el jarabe tapatio. Era verdaderamente impresionante ver la coordinación y escuchar como los zapatos sonaban al ritmo de la música, (No sabía para donde voltear) mirar los los trajes charros, sus botonaduras, sus sombreros y los colores de los vestidos que al «Faldear» hacía parecer que eran aves a punto de levantar el vuelo.

Déjenme contarles que el día de hoy amaneció lloviendo pero a la hora que comenzó todo el sol salió «Con ganas» como cargadole las pilas a los participantes y deshidratando a los demás. Para los que tuvimos la suerte de estar grabando y tomando las fotos de los bailarines se nos hizo un tiempo normal y razonable, pero para las miles de personas que estaban de espectadores y familiares se les hizo corto el show. En cuanto paró la música el grito de «Otra, otra» comenzo a sonar.

El resultado.

A los pocos minutos se dió el resultado. ¡No solo se rompio el record! sino que en total fueron ¡882 bailarines!, la emoción se sintió desde donde yo estaba pero mi colaboradora que estaba entre la gente que fue a ver, dice que el público gritó con tanta fuerza y emoción que hasta vio lágrimas en algunos ojos.

El propósito de este evento en particular dicha por el propio Xavier Orendain presidente de la cámara de comercio de Guadalajara, organizadora del evento (A quienes agradecemos su acreditación para este encuentro) es: «Este nuevo récord presenta el seguir difundiendo nuestras tradiciones entre los jóvenes». Y eso lo comprobamos nosotras pues aunque no estaban participando vimos a niñas con sus vestidos. Una de ellas nos comentaba que su mamá estaba participando y que ella iba vestida así porque también baila y le gusta mucho, con solo 6 años de edad nos dio mucho gusto que al menos esta tradición podrá seguir viva.

Desde el público del baile folclórico mexicano más grande del mundo

Mi colaboradora (Que estaba afuera con el público ya lo había mencionado) me contó que cuando los bailarines salieron de la explanada «Aquello se volvio una fiesta» risas, bailes a la menor provocación, todos tomandose fotos, alegria, llanto de emoción, todo un mar de colores y al fondo Apolo y las musas de la fachada del teatro Degollado que los miraban a todos con recelo (así parecía). Muy cordiales todos, incluso una de ellas nos platicó que el vestido se lo había diseñado y hecho su mamá y se lo presumió con tanto orgullo que ameritaba una foto.

Pequeña bailarina Presumiendo orgullosa el vestido que hizo su mamá

Realmente no tienen una idea de lo emocionada que estoy, de lo orgullosa que me siento de mi tierra y mis tradiciones. Y que por estos motivos es por lo que inicié este blog. Y ahora con esta oportunidad, no duden que seguiré escribiendo y contándoles de mi Guadalajara Hermosa. ¡Sigan al pendiente! porque estaré subiendo más reseñas de este encuentro. NOS LEEMOS PRONTO.

Compra en amazon

Lo Esencial


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
YouTube
Instagram